“La vida es un viaje, quien viaja vive dos veces” – Oman Kahyymama poeta persiano del siglo XII

Soy una líder turística, he visitado muchos países, no por encontrarme conmigo misma, sino por aprender a vivir.

Por ende, de cada uno de estos viajes he aprendido algo. Por eso me gusta mi trabajo, encuentro personas provenientes de países y culturas diversas, en uno de los momentos más bellos y libres de sus vidas… Las vacaciones!

Me considero una amiga de ustedes en Venecia: Cuando ustedes se van me siento un poco triste porque me hacen falta, desde el momento en el que nos despedimos, pero sé que seguiremos en contacto y que ahora o más adelante los encontraré, por que lo logré guiarlos por calles y plazas, no solo con el objetivo de divertirlos y darles a conocer la ciudad, sobretodo para hacerlos sentir venecianos… exactamente como querían inicialmente ustedes!

Hablamos de historia del arte, también de tradición, de vida y de cocina: Nuestro trabajo se ha trasformado en un intercambio de experiencias, que nos permite conocernos mejor, porque, entre las personas que aman viajar existe un denominador común: las ganas de conocer!

¿Donde nace la idea de un amigo en Venecia?

Usualmente me detengo a mirar grupos de turistas que se reúnen multitudinariamente en los lugares más conocidos de la ciudad. Pasan todos por las mismas calles e y los mismos puentes, tomando las mismas fotografías. Pero cuántos lugares maravillosos se pierden sólo porque ninguna persona les ha dicho que es posible girar en una calle en vez de otra, ¿solo para seguir un recorrido alternativo? Cuantas veces me detengo para indicarles a estos viajeros, lugares escondidos que unos segundos antes habían pasado desapercibidamente… Me miraban incrédulos, algunos no confiaban en mi, mientras otros me seguían entusiasmados y yo me divertía observando sus ojos confusos al observar algo que sin mi ayuda hubieran perdido.

De estas situaciones nace la idea de hacer una página web totalmente mía, y de llamarla “Un amigo a Venecia”, dedicada solo a las personas que aman de verdad la ciudad y que quieren escapar de la confusión y los rutinarios recorridos.

En esto, ustedes me han dado la motivación, diciéndome: “sí Nadia, esta es una idea estupenda, a las personas les gustaría conocer Venecia como tu nos la muestras.  Muchos visitantes tienen la ilusión de descubrir el corazón secreto de la ciudad, con sus ángulos más misteriosos y escondidos. Así me decidí! Ahora los espero, pocas personas a la vez,  porque la cantidad no es un sinónimo de calidad. Les revelaré la Venecia que aparece cada día a los ojos de una veneciana, que logra recabar en su ciudad una fuerza increíble…. Difícilmente se puede sentir la tristeza recorriendo Venecia!

Hasta luego amigos: los espero!

Nadia, your Friend in Venice